Cloud: agilidad y adaptabilidad

Cloud: agilidad y adaptabilidad

Cloud, una solución IT que permite seguir el ritmo frenético de nuestros días

El cloud permite acometer ampliaciones, reducciones, migraciones y nuevas instalaciones con agilidad, reduciendo el esfuerzo y tiempo necesarios y dando respuesta a la necesidad de inmediatez del cliente digital de hoy.

Algunas de las ventajas del cloud desde el punto de vista del negocio:

En un mercado como el actual, en el que la adaptación al cambio es fundamental para la supervivencia de las empresas y en el que una decisión puede ser clave para colocarse a la cabeza de nuestros competidores -o al menos para que no nos fagociten-, el cloud destaca sobre otras soluciones por su agilidad. Clientes on premises suelen mitigar el riesgo de no tener un entorno ágil con el sobredimensionamiento de los recursos. Sin embargo, con el Cloud de KIO puedes escalar o crear nuevos servicios de forma ágil mejorando el Time to Market.

La infraestructura en cloud responde en general ante el aumento de las necesidades mejor que los modelos de compra, donde deberíamos comprar bloques de infraestructura adicional con un coste muy elevado para el proyecto. En algunos cloud, como el de Kio, los recursos crecen de forma granular, con el ahorro que ello conlleva.

La renovación tecnológica es otra ventaja de clouds como el de Kio, donde el crecimiento es constante. El ejemplo muy sensible para la sensación de rendimiento en los proyectos SAP es el almacenamiento, donde continuamente vamos incorporando capacidad adicional con la última tecnología del momento que dedicamos a los entornos de cliente. Esto hace que los clientes estén siempre en la cresta de la ola de los avances tecnológicos. En los modelos basados en compra, el HW es el mismo durante el periodo de amortización del proyecto.

Digamos que una infraestructura IT de 4 años puede ser equivalente a conducir un coche de 20.

En cuanto a la innovación, es más simple, rápido y barato lanzar proyectos de prueba de concepto para evaluar una nueva funcionalidad y decidir si se lanza a producción.

Conclusión: las soluciones cloud ayudan a las empresas facilitando y simplificando procesos. La inmediatez con la que los clientes (y los clientes de nuestros clientes) demandan nuevos servicios y/o productos no puede ser respondida por empresas con modelos IT tradicionales que no son ágiles.

Cerrar menú