¿Qué coche comprarías?

¿Qué coche comprarías?

Si tuvieses que comprar un coche para ganar una carrera, ¿cuál comprarías? Y si no fuese para ganar, solo para ir por delante de tu competencia, ¿cuál comprarías?

Lo tienes claro, ¿verdad? Y, además, puedes argumentarlo: ‘elegiría el modelo más nuevo, con las últimas prestaciones y la mejor tecnología que facilite y mejore mi experiencia, me aporte seguridad y en el que pueda disfrutar de la velocidad sin miedo a ‘quedarme tirado’’.

Pero, el coche más antiguo cumple su función, ¿no? Sí, es funcional me lleva y me trae, pero hoy no ganaría una carrera. Además, su cuidado y mantenimiento son más costosos, requiere más tiempo y solo puedes llevarlo a 3 talleres concretos en tu ciudad; las opciones se limitan.

Podrías incluso ir más allá, y decir, no compraría ninguno, hoy no me merece la pena su compra, puedo optar por el renting y despreocuparme, y cuando haya un modelo mejor, cambiar.

Y si esta elección te parece tan evidente, incluso meditada y seguramente informada, ¿por qué no aplicarla a tu empresa?

Comprar infraestructura, con la rapidez con la que cambia el mercado de la tecnología es como tener un coche ‘vintage’: ¿es funcional? Puede serlo, ¿requiere más mantenimiento? Sí, ¿tiene las últimas prestaciones y funcionalidades? No, ¿te hará ganar la carrera? Seguramente, no.

Con el IaaS del Cloud de Kio tienes la ventaja de la renovación tecnológica continua, agilidad, innovación y escalabilidad siempre a tu alcance, todo ello en pago por recursos consumidos, sin permanencias.

¿Quién no quiere un último modelo ad hoc en su puerta justo en el momento en el que lo necesita, justo en el momento de la carrera?

La carrera ya ha empezado, ¿participas?
Deja el encanto de lo vintage para los coches y opta por subirte al Cloud de Kio.

Cerrar menú